¿Por que perdió la república la guerra civil? 5/5 (1)

La república, contra todo pronóstico, perdió la guerra. Los republicanos contaban con más ejército que el bando nacional, tenía más territorio y la mayoría del ejército estaba con el. En cuanto a la ayuda extranjera, tenía gracias a la URRS una superioridad tecnológica. Aún así, perdió la guerra.

-A pesar de ganar batallas iniciales salió muy dañado de las mismas

La batalla del Jarama, se saldó con victoria de la república, ya que consiguieron frenar al ejército sublevado. No obstante el ejército republicano salió muy dañado de de esa batalla. Perdió una cifra aproximada de 2 500 brigadistas internacionales. Muchas fuentes citan que en esa batalla se perdió la mejor parte de las brigadas internacionales.

En la batalla de Madrid, la república consiguió mantener Madrid bajo su control pero en el camino se dejó una cifra aproximada de 10 000 muertos y heridos en combate. Madrid, obligó a la república a concentrar un gran número de tropas y abastecimiento.

La batalla de Guadarrama dió la victoria a la república y pudo estabilizar el frente en la sierra hasta el final de la guerra. No obstante perdió muchos oficiales. Entre ellos los capitanes Cadarso, Condés y González Gil. La república tenía la mayor parte de la tropa pero solo tenía la tercera parte de los oficiales por lo que las pérdidas en esta batalla fueron un duro golpe para la república.

-Batallas internas ideológicas

-Hechos de Barcelona de Mayo del 37

Dentro del Frente Popular había comunistas alineados con Stalin, Trotskistas, socialistas y anaquistas.

Desde el principio hubo diferencias entre los diferentes grupos ideológicos. Hubo un momento donde esas diferencias llegaron a las armas en Barcelona.

Cataluña, desde el incio de la guerra estuvo controlada por las milicias de la CNT, FAI, POUM y otros pequeños grupos que habían formado el Comité de Milicias Antifascistas de Cataluña. Este grupo controlaba el orden público, las aduanas y la represión en la retaguardia. El gobierno del PCE siempre quiso tener un poder centralizado y acabar con estas milicias sindicales desarmandolas.
Las tensiones entre el Comité de Milicias Antifascistas de Cataluña y el gobierno central se saldaron con un enfrentamiento armado cuando la guardia de asalto tomó el edificio de Telefónica para recuperar el control de las comunicaciones. El POUM y los anaquistas se enfrentaron en las calles de Barcelona a la guardia de asalto.
Finalmente la guardia de asalto recuperó el control de Barcelona y disolvió a las milicias.

Con los nacionales en Aragón, estaban más preocupados de matarse entre ellos que en combatir en el frente.

Estos factores, y todo lo referente al desenlace del conflicto se explica perfectamente, en el que para mi es el mejor libro de sobre la guerra civil. Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie. De Juan Eslava.

-El PCE y la NKVD contra el POUM

El PCE tenía una gran influencia de Moscú. Desde que llegó al gobierno tuvo como prioridad eliminar elementos comunistas no alineados con Stalin. El POUM, trostskista, fué un objetivo principal del PCE ya que estaba alineado con un enemigo de Stalin, Trotski.

En un congreso del PCE en Valencia del PCE se empezó a injuriar al PCE alegando que eran agentes encubiertos del fascismo y que estaban colaborando con Franco entregándole información.

En Junio de 1937 el jefe en España de la NKVD (policía política de la URRS), Alexander Orlov, comunicó que había pruebas para arrestar a todo el POUM ya que había pruebas que demostraban su colaboración con el bando franquista.
La guardia de asalto clausuró la sede del POUM y encarceló a toda su cúpula. Andrés Nin, uno de los nombres mas importantes del POUM fué separado del grupo. Las versiones sobre su muerte son solo teorías pero parece ser que fué llevado a Alcalá de Henares y torturado hasta la muerte por Alexander Orlov.

La NKVD purgó también a muchos divisionarios no alineados con Stalin, Kurt Landau y muchos otros encontraron la muerte en España, no a manos de los fascistas, si no de su propio bando. El propio George Orwell, en su libro homenaje a Barcelona, habla de que recibió más violencia de su propio bando que del bando nacional.

-Falta de mando y liderazgo

A diferencia del bando franquista, la república no tenía una cabeza visible fuerte y consolidada. Desde que estalló el alzamiento, se sucedieron como presidentes de la república en 1936, Casares Quiroga, Martínez Barrio, José Giral en varios gobiernos.
Prueba de esta anarquía fue el asesinato de Melquiades Álvarez y Manuel Rico Avelló en la matanza de la cárcel Modelo de Madrid perpetrada por anarquistas que habían tomado el control de la prisión. Melquiades había sido el mentor de Manuel Azaña, líder del PSOE y una de las personas mas importantes de segunda república.

Los anarquistas protagonizaron varios altercados contra el gobierno como el antes mencionado en Barcelona. Por lo general no respetaban la autoridad de los oficiales y se agrupaban en torno a las milicias sindicales como la CNT y la FAI. La CNT tuvo su importancia en la defensa de Madrid sobre todo el la ciudad universitaria.

Había cuatro gobiernos en la segunda república durante la guerra, el provisional de Madrid, el central en Valencia, el de la Generalidad de Barcelona y el del País Vasco.

-Fallos estratégicos

El gobierno de la república no envió al norte apoyo militar cuando, después de la caída de Santander en manos de los sublevados, el País Vasco corría peligro de correr la misma suerte. El País Vasco era un territorio muy importante para la república ya que allí se encontraba la industria siderúrgica y aparte separaba al ejército sublevado del norte y a los carlistas de Navarra. La pérdida del País Vasco provocó la pérdida total de control sobre el Cantábrico.

Puntúa este articulo

Deja tu comentario

*

code