¿Podría ocurrir un crack del 29 en la zona euro?

En Octubre de 1929 se produjo en EEUU la mayor crisis financiera del siglo XX. Tras una grave corrección en el mercado de valores se produjo un pánico bancario que culminó con la quiebra del sistema bancario estadounidense. Los estadounidenses perdieron todos sus ahorros.

En los años 20 cientos de miles de estadounidenses tenían sus ahorros invertidos en la bolsa de valores. Muchos de ellos, se habían endeudado para poder comprar acciones.

Una bajada brusca el 24 de Octubre de 1929, llamada jueves negro, desencadenó una serie de especulaciones sobre la solvencia de la banca estadounidense que provocó que la ciudadanía se agolpara en las ventanillas de los bancos exigiendo la totalidad de sus depósitos. El 29 de Octubre de 1929 se produjo la máxima caída en la historia del mercado de valores de EEUU lo que agravó la crisis bancaria.

Finalmente los bancos quebraron, todos los que no pudieron sacar sus depósitos de los bancos, la gran mayoría de estadounidenses, se vieron en la ruina más absoluta.

Esto produjo, como no podría ser de otra manera, un hundimiento de la sociedad americana. La época que vino después es llamada ‘’la gran depresión’’. Millones de ciudadano hambrientos deambulaban por las ciudades y carreteras del país en busca de alguna posibilidad de trabajar o alimentarse. Fué sin duda una de las épocas más duras en la historia de EEUU.

 

¿Podría repetirse esta crisis en la zona euro? ¿Podría la sociedad descender a ese infierno que fué la gran depresión?

El crack del 29 podría haberse quedado como una gran corrección si no se hubiera producido el pánico bancario y la posterior quiebra del sistema bancario estadounidense.

Los estadounidenses fueron a reclamar sus depósitos y estos no estaban por lo que el sistema bancario había violado el contrato de depósito irregular. El dinero que habían depositado sus clientes lo habían utilizado y les fué imposible devolverlo cuando estos lo reclamaron.

En base a esto, podemos decir que la principal causa del crack del 29 fué la violación del contrato de depósito irregular.

 

-La violación del contrato de depósito irregular como principal causa de la crisis de 1929

Primero de todo, vamos a hacer una aclaración sobre el contrato de depósito irregular.

Vamos a ver con un ejemplo la diferencia entre el contrato de depósito irregular y el regular.

Imaginemos que tenemos un granero y nos dedicamos a almacenar grano de terceros expidiendo dos tipos de contrato, irregular y regular,

Con un contrato regular de depósito tendremos que devolverle exactamente el grano que nos confió en depósito sin tener en cuenta si el grano que le devolvemos es el que depositó en nuestro granero o es otro distinto

Con el contrato irregular le devolveremos la misma cantidad de grano que el nos confió independientemente de que si el grano que le devolvemos

Al igual que muchísimas otras crisis bancarias la violación del contrato de depósito irregular fué la principal causa de la crisis. Los ciudadanos fueron a reclamar sus depósitos y el dinero no estaba. Llegó un momento en que la retirada de depósitos secó  a los bancos y estos quebraron.

Desde la época de la antigua Grecia se registran crisis bancarias debido a la violación del contrato de depósito. Roma, la edad media y el renacimiento registran quiebras bancarias provocadas por la violación de dicho contrato.

La violación del contrato de depósito se sigue dando hoy día en el sistema bancario. Cuando tu imprimes un recibo en un cajero automático es una promesa de pago. Es decir, el banco se compromete a devolverte el dinero que tienes depositado. Evidentemente ese dinero no está en una caja esperando a que tu decidas sacarlo.

En base a esto. ¿Se podría dar un crack del 29 en la banca de la zona euro?

En la eurozona han ocurrido sucesos, como la crisis griega, a través de la cual hemos se ha puesto a prueba la actuación del sistema en una situación límite.

 

-Lo que aprendimos de la crisis griega

En 2015, se desató un pánico bancario en Grecia ante la incertidumbre creada por su presidente, Alexis Tsripas, aludiendo a la posibilidad de abandonar el euro.

El presidente del BCE, Mario Draghi, respondió en los medios con una amenaza de cerrar el grifo a los bancos griegos y desencadenar el corralito bancario.

La banca helena perdió miles de millones de euros en depósitos y su solvencia se vió en entredicho ya que el BCE los apartó de la vía de financiación principal a la cual se someten los bancos integrados en la zona euro y tienen dinero casi ilimitado. En su lugar puso a disposición de la banca griega la (ELA) que es una línea extraordinaria de liquidez. Esta vía de financiación posee un tipo de interés más caro y limitado.

En Junio de 2015 se desató el corralito en Grecia y los griegos solo podían sacar 60€ diarios en los cajeros. La banca se vio asfixiada por el ELA y por la fuga de depósitos.

Los telediarios de todo el mundo se vieron inundados por las imágenes de pensionistas llorando en la puerta del banco.

Un mes más tarde el BCE abrió el grifo y el corralito finalizó y los griegos pudieron tener acceso de nuevo a sus depósitos,

 

-La gran lección

El BCE tiene capacidad casi infinita de seguir financiando a los bancos de un país mientras se produce un pánico bancario. Si un país entra en un corralito es porque el BCE lo permite y de igual manera si un país sufre una crisis como la del 29 es porque el BCE así lo ha dispuesto.

Puede haber una fuga de depósitos enorme que mientras el BCE surta de liquidez al sistema bancario no habrá ningún problema. Ahora bien, es el BCE quien tiene control absoluto sobre la solvencia y supervivencia de las naciones.

Puntúa este articulo

Deja tu comentario

*

code