La burbuja de bonos. Luces y sombras de la intervención de los bancos centrales en el mercado de deuda 5/5 (1)

Los bancos centrales, desde 2013, han tomado la decisión de llenar el mercado de efectivo a modo de estímulo creando una burbuja de bonos. Desde su inicio han emitido billones de euros para adquirir bonos, sobre todo soberanos. Esto se llama en el lenguaje financiero QE (quantitite easing).
El banco central de Japón, la reserva federal, el banco de Inglaterra y el BCE (banco central europeo( han creado una gigantesca burbuja de 600 000 millones de euros en el mercado de deuda.

El primero de todos fué el banco de Japón. En 2013 compró 1.2 billones de yenes en bonos soberanos japoneses.
En el año 2014 el BCE comenzó su plan de estímulos comprando bonos soberanos españoles y franceses a bancos de la zona euro.
La estrategia que seguía era hacer que los países que recibían esa compra de bonos pagasen menos por su deuda.
La FED ha emitido 4.7 billones de dólares. En la imagen que se encuentra a continuación podemos ver todos los estímulos que se han realizado sobre la economía, desde la crisis subprime.

, La burbuja de bonos. Luces y sombras de la intervención de los bancos centrales en el mercado de deuda

En el mercado de deuda soberana, los países que tienen más solvencia pagan menos por su deuda ya que sus bonos son atractivos a los inversores porque su solvencia otorga seguridad. En cambio, un país que sea financiera débil tendrá que ofrecer mas rentabilidad a sus bonos para que los inversores los compren y se esa manera compensar la incertidumbre de financiar a ese en vez de a otro mas solvente.
Por ejemplo, el país menos solvente, Grecia, es el que más cara paga su deuda llegando a ofrecer hasta un 13% de rentabilidad anual.
El país mas solvente, Alemania, es el que menos paga por su deuda y es este bonos el que se toma de referencia para fijar la prima de riesgo. La prima de riesgo es la diferencia entre la rentabilidad del bono de un país de la zona euro y la rentabilidad de cualquier otro bono. A partir de una prima de riesgo de 400 puntos básico se considera bono basura.

La cotización del bono a 10 de un país depende de la oferta y la demanda que tenga su deuda a 10 años, ya que si un bono tiene mucha demanda el mercado entiende que ese país es muy solvente ya que todo el mundo quiere financiarlo y por lo tanto tendrá que ofrecer menos rentabilidad.
Cuando un banco central compra de forma masiva bonos de un país el mercado puede llegar a ocasionar que reciba tanta demanda que la cotización del bono a 10 años llegue a ser negativa.

El presidente del BCE, Mario Draghi, alega que toda la lluvia monetaria es una medida para ganar tiempo y permitir a los gobiernos y demás agentes económicos solventar problemas estructurales derivados del exceso de deuda y asignación de capital.

-El innegable factor de la banca en la zona euro

Si los bancos no comprasen los bonos negativos, los países tendrían que ofrecer una rentabilidad más alta. Para financiar a los países en las subastas de bonos los bancos obtienen dinero directamente del BCE a un tipo de interés fijado en el euríbor. El euríbor lleva desde 2014 negativo por lo que para ellos no tiene un coste financiero . Después llega el BCE y compra estos bonos negativos y los incluye en su balance.
La banca es una gran beneficiado de esta política.
Todo esto no es mas que una cadena de favores entre banca, estados y BCE.

-El efecto de la lluvia monetaria

Es innegable que a varios países del eurosur como España, Italia y Portugal el hecho de poder financiarse con este tipo de bonos ha hecho que puedan sobrevivir
Lejos de aprovechar esta oportunidad para sanear sus cuentas estos han tomado el dinero gratis para el despilfarro habitual al que nos tienen acostumbrados los políticos del eurosur.
En el caso de Japón y EEUU ese dinero se ha ido por el sumidero del gasto público sin que haya servido para generar riqueza alguna.

Quitando la supervivencia del eurosur, la lluvia monetaria de los bancos centrales no ha generado ningún tipo de estímulo en la economía. No ha habido crecimiento asociado a estímulos en ninguna parte, ni en europa, ni en EEUU ni en Japón.
A finales de 2016 el BCE era propietario del 10% de toda la deuda de la eurozona. Llegando a tener en su balance 3.5 billones de €.

Pero lo más importante de todo es la gigantesca burbuja de bonos con rendimiento negativo que se ha creado.

-¿Por qué es exactamente una burbuja?

Es una burbuja porque nadie compraría esos bonos en un mercado secundario por el simple hecho de su rendimiento negativo. Hay 600 000 millones de euros en unos activos que no van a tener demanda.
Si el BCE detuviera de golpe su política expansionista podría crear una enorme corrección en los mercados financieros.

¿Quién ha ganado?

Los estados del eurosur, han conseguido sobrevivir, pero en 2020 se acaba el dinero gratis y tienen una dura prueba que superar que en caso de salir mal puede costarles años de recesión y austeridad. Fuera aparte de esto, no ha habido ningún tipo de generación de riqueza ligado a esta medida.

En los casos de EEUU y Japón no ha generado ningún estímulo en su economía.

Tanto en EEUU, como en la zona euro y Japón la lluvia monetaria ha generado inflación, que no es otra cosa que un robo para la ciudadanía que ve reducido su poder adquitivo.

La banca ha generado unos ingresos simplemente cogiendo dinero del BCE, acudiendo a las subastas de bonos y revendiendo esos bonos a BCE. ¿Buen negocio no?

Daniel Lacalle en su magnífico libro ”la gran trampa” nos explicada con detalle todos los pormenores de esta estrategia de los bancos centrales.

-El posible desenlace de la burbuja de bonos.

En cuanto que el BCE deje de comprar bonos seguro habrá una corrección en los mercados por la incertidumbre. Aunque la gran parte de estos bonos están en los bancos centrales hay una parte que está en manos de bancos y fondos. Si se produce un movimiento brusco en la oferta de estos bonos estos pueden llegar a perder una grandísima parte de su valor.
Si alguien los pone a la venta de forma brusca (no creo que sean los bancos centrales), no va a haber nadie que quiera comprarlo, obviamente, y terminarán valiendo cero.
Que un activo presente en el balance de una empresa valga cero de repente, puede ser una catástrofe para quien lo soporte. En este caso, como dijimos anteriormente, la gran mayoría de estos bonos están en poder de los bancos centrales y estos son capaces de absorber esa explosión. Pueden verse entornos de inflación ya que los bancos centrales tendrán que imprimir dinero para paliar la explosión. Es precisamente ahí, donde el ciudadano va a ver la influencia de las decisiones económicas, en su capacidad adquisitiva mermada.

Por otra parte, la deuda corporativa estadounidense, también ha tenido compras masivas por parte de los bancos centrales y por lo tanto también han visto reducidos sus tipos. Empresas con una calidad de su deuda BBB acumulan en el mercado 9 billones de euros en bonos emitidos. Cuando la FED endurezca sus tipos de interés van a verse en un entorno mucho mas difícil y esos bonos al bajar de BBB pueden convertirse en bonos basura. Esos bonos están integrados en fondos de inversión y de pensiones y al perder valor de manera brusca los partícipes pueden ver mermados en gran medida su patrimonio participado en el fondo.

Todo apunta a que el estallido de la burbuja de bonso puede verse acompañado de una gran corrección en el mercado de bonos.

Puntúa este articulo

Deja tu comentario

*

code