Los desahucios son culpa del sistema bancario

Desde que comenzó la crisis, la palabra desahucio se ha convertido en algo cotidiano en los telediarios. No hay español que haya quedado indiferente ante las noticias de ejecuciones hipotecarias y suicidios provocados por los mismos.

En 2018 se produjeron en España 60 ejecuciones hipotecarias. Detrás de esa cifra, se encuentran miles de familias destrozadas y que han de vivir bajo el trauma irreparable de haber perdido su hogar.

La creación monetaria resulta un misterio para la mayoría de personas en el mundo. Y ahí precisamente, en la creación, donde reside  Con el dinero deuda. Cada vez que un banco concede una hipoteca, crea un dinero que antes no existía y con ello unos intereses. Esto, de entrada tiene un problema, ya que el dinero para pagar los intereses no existe. Vamos a verlo con un sencillo ejemplo.

Tenemos banco y tres demandantes de efectivo en una economía. Para simplificar vamos a imaginar que son los únicos agentes en esta economía. Cada uno va a recibir prestadas 100 unidades monetarias a un interés del 5%. Es decir tendrá que devolver cada uno 5 unidades monetarias por el dinero recibido. Si el único dinero que hay disponible son 300 u.m y el importe total que se exige devolver son 315 u.m, tenemos un problema.

Cuando un banco crea dinero a través de un crédito lo hace porque hay un contrato en el que un demandante de crédito emite una promesa de que va a hacer frente a el pago. Contablemente el contrato es un activo y el depósito generado un pasivo. El dinero es deuda.

Vamos a verlo con un ejemplo práctico. Una persona acude a una entidad para solicitar 20000€. El banco toma la promesa de pago y la coloca en el activo y al mismo tiempo escribe que en la cuenta del demandante de crédito existen 20000€.

 

                           ACTIVO                     PASIVO
25000€ Crédito concebido. Promesa de pago          Depósito creado 20 000€

 

-El coeficiente de caja y la titulación hipotecaria

La creación de dinero por parte de la banca tiene un tope llamado coeficiente de caja  El coeficiente de caja en la zona euro está establecido en un 10%. Esto significa que por cada 90€ en crédito tiene que haber 100€ en depósitos.

La titulación hipotecaria fué uno de los protagonistas de la crisis subprime. Cuando un banco concede una hipoteca, normalmente, no guarda ese contrato en un cajón y espera a su vencimiento, lo que hace es venderlo. Se empaqueta con otras hipotecas y se vende a un fondo de inversión u otras entidades.

Cuando un banco tituliza las hipotecas y los créditos que ha concebido, el coeficiente de caja vuelve a cero. De esta forma el sistema bancario tiene una capacidad casi ilimitada para crear dinero.

 

-La contracción crediticia, otro factor tener en cuenta.

Teniendo en cuenta todo lo argumentado en este artículo, el sistema bancario controla el dinero existente en una economía reduciendo o aumentando el nivel de crédito. Aparte, los tipos de interés son un factor que regula el nivel de dinero en una economía. Nouriel Roubini, economista turco, escribió sobre la influencia de la contracción crediticia en la crisis del 2008.

Si ya el sistema viene con el fallo original de la existencia de la inexistencia de dinero para pagar los intereses la contracción crediticia produce la retirada del dinero circulante en una economía y por lo tanto la quiebra de los elementos más débiles en una economía (empresas y familias)..

 

-Conclusiones

Como razón principal, encontramos que el sistema bancario acepta más promesas de pago que dinero hay realmente. Por otro lado, el sistema bancario tiene un control absoluto sobre la cantidad de dinero que circula en la economía. Aparte, cuando un banco vende una hipoteca deja de ser dueño de ella y por lo tanto no tiene derecho de reclamar nada en caso de impago puesto que no es acreedor. Como en su día denunció el juez Elpidio Silva, los bancos no son dueños de las viviendas que desahucian.

Puntúa este articulo

Deja tu comentario

*

code