La crisis económica de 2008. El mayor negocio de la historia

La crisis subprime fué el mayor negocio jamás conocido. Por encima de toda la charlatanería  de los economistas de turno tiene que triunfar el raciocinio y la verdad.

Han pasado ya diez años y tenemos los recursos y la necesidad de sacar nuestras propias conclusiones para poder poner claro sobre oscuro en esta historia.

Para entender bien la crisis económica de 2018 tenemos que irnos a los Estados Unidos en los años 60. Un trabajador de banca, llamado Louis Rainieri revolucionó el mercado de bonos con el bono hipotecario. El bono hipotecario estaba compuesto por una cartera de hipotecas de máxima calidad, es decir, los titulares y pagadores de esas hipotecas eran gente muy solvente y aparte el producto en sí estaba respaldado por el estado. Caso de los titulares fallar entraba el estado americano respondía. Un producto cinco estrellas para el cliente. Desde el punto de vista de la banca, sí tenía una limitación, ya que existe un número determinado de personas solventes con capacidad económica suficiente para que sus hipotecas puedan estar incluidas en un bono hipotecario.

El bono hipotecario de Louis Rainieri integró fondos de inversión y de pensiones y produjo suculentos beneficios a los bancos.

Para empezar a entender esta historia tenemos que tener claros dos conceptos. Primero, la ley Glass Steagall y segundo el coeficiente de caja.

En el año 1933 había entrado la ley Glass Steagall que básicamente separaba la banca de inversión de la banca de crédito y este producto estaba al límite de la ley. En el año 1999 se derogó dicha ley.

El coeficiente de caja es la relación existente entre el dinero que un banco tiene en depósitos y el dinero que un banco ha prestado a sus clientes, tanto en créditos como en hipotecas.

Si un banco que ha alcanzado el límite en su coeficiente de caja y vende parte de su deuda, tiene de nuevo capacidad de seguir dando hipotecas a sus clientes. Con el bono hipotecario tenía capacidad de seguir ofreciendo deuda a sus clientes pero a cambio de desprenderse de las mejores hipotecas que eran las que podían, por ley, integrar el bono hipotecario de Louis Rainieri.

 

CDO, cambio de escenario, el factor NINJA y las agencias de calificación

El CDO nació en los laboratorios de Goldman Sach y Morgan Stanley al amparo de la derogación de la ley Glass Steagall.

Los collateral debt obligation estaban integrados por miles de hipotecas. A diferencia del bono hipotecario, estos, estaban integrados por hipotecas de todo tipo de personas. Desde gente muy pudiente hasta vagabundos. Los CDO permitieron a los bancos sanear su coeficiente de caja ya que podían incluir en estos productos el 100% de sus créditos e hipotecas y tener capacidad de nuevo para ofrecer deuda a sus clientes.

Los bancos inundaron el mercado de deuda, de forma que un americano medio podía tener seis o siete hipotecas. En esta crisis jugó un papel decisivo las hipotecas NINJA . Hipotecas otorgadas a gente sin trabajo, sin ingresos y sin activos con los que avalar la deuda. Los bancos otorgaron millones de estas hipotecas, les daba igual la solvencia de los ninja ya que el riesgo de impago lo absorbía el tenedor del CDO. La guinda del pastel la pusieron las agencias de calificación otorgándole la máxima nota (AAA) a estos productos.

La máquina de hacer dinero era infinita ya que estaban continuamente vendiendo la deuda que otorgaban con lo que el coeficiente de caja no les afectaba en absoluto. Además, Alan Greenspan, presidente de la FED, no paraba de repetir el mantra de ‘’el mercado inmobiliario es seguro’’. Fondos de pensiones y empresas compraban y compraban CDOs, todos querían tener su dinero en el mercado inmobiliario. Colocaban hipotecas a diestro y siniestro y las empaquetaban, las agencias de calificación decían que eran AAA y las vendían. Un negocio redondo.

Hasta aquí hagamos un resumen.

-Lo que decían que era un CDO

Producto integrado por miles de hipotecas con un 95% de hipotecas AAA. Es decir, hipotecas de máxima categoría cuyos titulares eran personas muy solventes. Un producto muy seguro.

!Nadie va a dejar de pagar su hipoteca¡. El mercado inmobiliario es seguro. Claro que si Greenspan.

-Lo que realmente era un CDO

Hasta un 3% de hipotecas AAA.

Alta presencia de hipotecas NINJA

Si el 8% de las hipotecas resultan impagadas el CDO perderá todo su valor.

Sin respaldo del estado.

Los estadounidenses dormían como bebés teniendo su dinero el mercado inmobiliario. Mientras estaban preocupados por la súper bowl, la vida sexual de la famosa de turno o la NBA el sistema bancario estaba inmerso en la mayor ingesta de dinero de la historia.

 

Aparición de productos derivados. CDO sintético y CDS

Un producto derivado es un contrato a futuro. Otorga el derecho de venta o compra a su tenedor en una fecha futura. Estos contratos son usados para hacer apuestas sobre mercados o productos concretos. Si creo que un activo va a aumentar su valor necesito un derecho de compra a un precio inferior a la estimación que yo haga sobre el precio que se activo va a alcanzar. Si creo que ese activo va a perder mucho valor necesitaré un derecho de venta con un precio superior a la estimación del precio al que puede descender ese activo. De ese modo se pueden hacer apuestas alcistas y bajistas.

Los banqueros se dieron cuenta de que iba a llegar el momento en que el mercado se saturaría de deuda. Por mucho que abrieran el grifo del crédito llegaría un momento en el que no podrían asumir más deuda. Entonces nació el CDO sintético que no es otra cosa que derechos de compra sobre CDOs. Productos derivados alcistas. Este producto fué el verdadero y olvidado protagonista de la crisis subprime ya que en el mercado llegó a haber 20 veces más CDOs sintéticos que CDOs. Empresas, aseguradoras y bancos llenaban sus reservas con estos productos al igual que lo hicieron con el CDO empapando de gasolina el sistema. Si los bancos se habían forrado con los CDOs, con los CODs sintéticos lo habían hecho igual pero por 20. Además, es mucho más fácil constituir un producto de este tipo que ir a buscar clientes y tener que pagar a los comerciales por colocar hipotecas. La calidad de un producto derivado viene definida por el subyacente, de forma que si el CDO es AAA el CDO sintético también es AAA.

Al otro lado de los CDOs sintéticos estaban los CDS, seguros ante el impago de los CDOs. Eran derechos de venta, apuestas bajistas. Cuatro iluminados que se hicieron ricos al vender estos contratos cuando todo estalló por los aires. Entre esos iluminados muchos banqueros que sabían perfectamente la realidad y apostaron contra los CDOs.

Poco a poco se iba cocinando la crisis económica de 2018.

 

El factor Goldman Sachs

Goldman fue, de lejos, el banco que más CDOs y CDOs sintéticos vendió. El resto de bancos no se quedó de brazos cruzados, vendió hipotecas sin tener en cuenta la solvencia de los tenedores y las empaqueto con una triple A otorgada por las agencias de calificación.

Goldman aconsejaba a sus clientes tener las reservas de las empresas constituidas con CDOs. La aseguradora AIG, así como pequeños bancos clientes de Goldman tenían sus recursos propios repletos de estos productos tóxicos. Eso precisamente fué lo que detonó el sistema ya que cuando esos productos valieron cero las empresas quebraron.

Alan Greenspan, como todos los presidentes de la FED, era ex trabajador de Goldman Sachs. Su valoración del mercado inmobiliario como ‘’muy seguro’’ fué decisiva para que el americano medio se lanzara a invertir en este tipo de productos.

Por un lado tenemos a un banco que fué el creador y el que más vendió CDOs y por otro a un ex trabajador de este banco en la presidencia de la FED diciendo que el mercado inmobiliario es muy seguro. Saquen sus propias conclusiones.

En el año 2010 se sentaron en el banquillo de los acusados pero evidentemente ningún banquero fué a la cárcel.

 

El dinero deuda y la contracción crediticia

El dinero deuda, el patrón actual, cada vez que se emite un crédito o una hipoteca el banco no presta un dinero previamente existente. El banco crea el dinero. Esto de entrada tiene un problema ya que se crean también unos intereses para los cuales no existe un dinero con el que pagarlos. Mientras que la máquina del dinero está funcionando pero los bancos tienen el control absoluto sobre la cantidad de dinero que existe en la economía y sobre la oferta.

El sistema podríamos compararlo al juego de la silla. El dinero fluye,la música suena y todos bailan  pero cuando la música se detiene alguien se queda sin silla ya que hay menos sillas que personas.

Siempre y cuando el dinero fluya con velocidad la gente podrá pagar sus obligaciones con los bancos. En cuanto la banca levante un poco el pié sobre el acelerador del dinero habrá impagos y morosidad ya que no habrá dinero real para pagar a sus acreedores.

El sistema bancario controla el nivel de dinero que hay en una economía abriendo o cerrando el grifo del crédito. Aparte también a través de los tipos de interés puede controlar el nivel de crédito. Si al problema base de la moneda deuda, que no hay dinero para pagar los intereses, le añades una contracción crediticia el caos está servido. Nouriel Roubini, una de las mejores lecturas que se pueden hacer de la crisis económica de 2008, añade como una de las principales causas del colapso una contracción crediticia en los bancos de EEUU que secó de liquidez al sistema.

 

La indisponibilidad de capital como causa principal de todas las crisis de la historia

El dinero es el lubricante de la economía. Sin crédito las empresas no pueden sobrevivir y quiebran. Todas las crisis se producen por la falta de disponibilidad de capital. Cuando no fluye el dinero las empresa quiebran y la gente pierde sus trabajos y sus casas. En el entorno en el que se encontraba EEUU en el que todo el mundo 6 o 7 hipotecas el subir tipos y hacer que se cierre el grifo del crédito es incendiar el sistema.

Cuando un CDO pierde todo su valor también lo pierden los CDO sintéticos donde este este producto es referencia.

 

Más que burbuja ha sido una gran estafa

Una burbuja se produce cuando una demanda masiva sobre un activo y esta hace que su precio crezca muy por encima de su valor intrínseco. La burbuja explota cuando se produce un cambio brusco en la demanda.

En este calor el valor intrínseco era 0 ya que el producto era un engaño absoluto y la demanda fué alimentada por las agencias de calificación y la FED.

Para entender al cien por cien la crisis económica de 2008, considero de obligada lectura el libro ‘’Goldman Sach el banco que dirige el mundo’’ y la película la gran apuesta.

 

La quiebra de Lehman

Desde que empezara la cascada de quiebras. El gobierno de EEUU empezó a rescatar bancos, incluidos Goldman Sach y Morgan Stanley. El sistema era el siguiente, la FED les dejaba el dinero y ellos lo intervienen. Cuando Lehman Brothers mostró sus cuentas y se vió que estaba en quiebra, el gobierno se negó a rescatarlo. La FED también se negó.

Con la quiebra de Lehman Brothers, uno de los mayores bancos de EEUU, miles de estadounidenses perdieron sus fondos de inversión, sus depósitos, fondos de inversión, acciones y en definitiva los ahorros de toda su vida.

Todo el dinero que recibieron Goldman Sach y Morgan Stanley fué a parar a los bolsillos de sus directivos a través de bonus.

, La crisis económica de 2008. El mayor negocio de la historia

 

Conclusión

Los bancos empezaron a concebir hipotecas sin tener en cuenta el riesgo crediticio.y saturando el mercado de deuda.

Los bancos crearon el CDO a partir de hipotecas que sabían que iban a ser impagadas para, de esa manera, transferir el riesgo a un tercero y de paso hacer un gran negocio.

Cuando el mercado estaba saturado de deuda, crearon a través de derivados apuestas alcistas sobre los CDO.

Estos derivados los agruparon en el CDO sintético.

El sistema bancario infectó el sistema de CDO’s y CDO’s sintético lo que provocó el gran cataclismo que fué la crisis subprime.

Cuando el tesoro de EEUU rescató a los bancos, Goldman Sach, Morgan Stanley que fueron los bancos que más productos tóxicos vendieron, recibieron dinero público a modo de rescate y ese dinero lo repartieron en bonus entre sus directivos.

La crisis económica de 2008 fué un grandísimo negocio en el que los bancos ganaron cantidades récord a costa de destruir la economía.

 

Puntúa este articulo

Deja tu comentario

*

code